Los bosques mixtos o de pino encino se caracterizan por tener una diversidad de especies arbóreas relativamente baja, pero una enorme diversidad vegetal en los estratos herbáceo y arbustivo. La característica de este ecosistema es la presencia de árboles altos de diversos tipos de coníferas. Las especies dominantes de este tipo de ecosistema son los pinos, que también son las plantas pioneras cuando estos ecosistemas sufren algún tipo de daño. Estos ecosistemas ocurren en zonas de climas estacionales con inviernos fríos y lluvias escasas, mientras que los veranos son cálidos y húmedos. Se encuentran por encima de los 2000 metros sobre el nivel del mar.

En general este tipo de ecosistema se encuentra en zonas templadas y frías del hemisferio norte, en México está desde el nivel del mar hasta el límite de la vegetación arbórea (en las montañas, en donde empieza a dominar la vegetación alpina). Ocupa casi el 15% del territorio y, dependiendo del árbol dominante pueden ser bosque de pinos, bosque de pinos y abetos, bosques de juníperos, entre otros.

En estos bosques, además de pinos y encinos encontramos árboles de los géneros Abies, Arbutus, Cupressus, Juniperus, Alnus, Fraxinus y Popolus, entre otros. Entre las especies herbáceas y arbustivas se tienen representantes de los géneros Castilleja, Eupatorium, Salvia, y Sedum. Es importante mencionar que en México es en donde hay más especies de pino en el mundo y es en donde posiblemente se originaron y diversificaron los encinos del continente americano.

La diversidad de fauna en estos ecosistemas también es grande, entre ellos podemos encontrar al venado cola blanca (Odoicoleus virginianus), osos, murciélagos, pumas, linces, zorra norteña (Vulpes macrotis), águila real (Aquila chrysaetos), cotorras serranas del género Rhynchopsitta, y una gran diversidad de invertebrados como mariposas y abejorros.

Los bosques de coníferas son quizás a los que más estamos acostumbrados. Es de estos ecosistemas de donde se extraen cantidades asombrosas de madera para construcción, para usar como leña y para la producción de carbón, etc. Estando en pie, esto es sin ser talados, la savia de pinos nos dan productos para extraer la trementina, el thiner. Entre la investigación que se hace en este ecosistema está el estudio de la variación genética de las especies de pinos mexicanos.

Se encuentra en las cadenas montañosas del país, en especial en Michoacán, Estado de México y Durango